Suscribete a la lista de novedades

Spinning: Entrevista a Sargoloco por Ramón J. Cañadas. 14/02/2010 Entrevista a Sargoloco

Nombre: Carlos Redruello. (Sargoloco)
Zona de pesca habitual: Cantábrico occidental  y Atlántico gallego
Edad: 44 años
Blog-web: http://www.robalospin.com/ y http://sargoloco.blogspot.com/

Quizás si decimos “Carlos Redruello”, mucha gente no sabrá a quién nos referimos. Pero si nombramos el Nick de “Sargoloco”,  todo cambia. Referente en el mundo de los señuelos gracias a su web y blog y a sus colaboraciones desde hace mas de 9 años en FederPesca.

PortalPesca.com: - ¿Cómo/cuándo te acercaste al mundo de la pesca? ¿Y al mundo de la pesca con artificial?
Carlos Reduelo:
- Naciendo al lado mismo del mar Cantábrico, lo cierto es que la aproximación al mar casi se vuelve genética. Escapar con el tarrafín y la caña de fibra de vidrio (de las que tenía mi difunto y añorado padre, Emilio) era una de las mayores aventuras de un niño asturiano.
Con artificial...pues, la tradición es tanta y abigarrada; y las técnicas de pesca con señuelos tantas...que sin duda ya en los años 80, practicando la pesca del abadejo con escabela y, más tarde, anguilones (por aquél entonces no era tan fácil conseguir material, muchos ya lo sabéis).

Pp: - ¿Como decidiste un día contar al mundo tus conocimientos?
C.R:
- Creo que se incubó a lo largo de un largo periodo, con mis traslados por razones de trabajo. Pero ya, durante el servicio militar me acuerdo que, en los tiempos libres, leía algún libro de mi idolatrado Asimov, al tiempo que escribía, en letra pequeña y “boli BIC”, sobre hojas. Pergeñaba artículos variados, que luego con el tiempo se fueron formateando.
Realmente, la primera colaboración pública tuvo que esperar, pues entendí que hay que sentirse medianamente “seguro” de aquello que se quiere compartir. Fue hasta principios de 2001, cuando me atreví a enviar un artículo a la web todopesca.com y la recién creada revista Feder Pesca mar.
Luego fue un no parar. Intenté publicar algún libro, pero no fue posible. Luego cancelé estas intenciones, centrándome en el mundo de internet y en las publicaciones escritas.

Pp: - ¿Cuántas veces al año pescas normalmente?
C.R
: - Mi sueño se hizo realidad al poder cambiar mi destino laboral. Ahora cuento con la inmensa fortuna de captar todas las mañanas el aroma salado; de ver la marea y decidir, y de poder ir muy a menudo, en cuanto mis deberes me lo permiten; y mi familia asiente, claro está...

Pp: - ¿Cuantas técnicas practicas? ¿La que más desarrollas?
C.R:
- Me he centrado en la pesca en mar, pese a contar con grandes maestros del río como amigos. Es lo que me atrae y no lo dejaré. Practico “casi” todo, pero me he cultivado, con dedicación y tiempo, en las disciplinas de la boya y del lance ligero. Y es que Sargo y Lubina son, cómo no, los “reyes” de la pesca de costa en nuestras abruptas costas.

Pp: - ¿La caña-carrete con la que pescas habitualmente? ¿La próxima caña y carrete que están en tu lista?
C.R:
- Está mal decirlo, pero no me puedo reprimir. Compro bastante material, pero de alta gama no tengo tanto. Para spinning ligero me encantan las cañas de dos tramos y unos 3-3,3 metros, con potencia variable (para jig casting unos 20-80 gr. y para spinning con plugs unos 20-60 gr.) y un carrete potente y de ratio elevado.
Para el Sargo, mi caña de 7.30 y un carrete 4000 potente.

Pp: - ¿Tus 5 señuelos más usados? ¿Los tres que aun te faltan por probar?
C.R:
- Utilizo chivos pesados cuando así el mar lo pide. Pero hoy por hoy, la mayoría de mis mejores Lubinas se ven engañadas con Slim Minnow’s de tamaño generoso y peso a partir de 27 gr.
En escenarios más benevolentes, Slim de 14 gr. y no fallan Minnow’s 110 y 120 así como Stickbaits Top Water. Con todo,  la mayoría del tiempo busco rompientes bravas  en áreas de costa somera. Bajo este panorama, los Slim Minnow’s son, hoy por hoy, de lo mejor que tenemos.
Por probar…falta mucho. Ahora mismo estoy en pruebas con algunos llamados Lipless Minnows Drifting Action. Son peces artificiales sin babero y que se trabajan dejándolos a merced de la corriente. Son una maravilla técnica.

Pp:- ¿Esa caña o ese carrete que aun guardas y no cambias por nada?
C.R
: - Sin duda, el Sagarra de mi Padre, mi herencia más querida, plena de recuerdos y emociones.

Pp: - ¿Esa pieza que no se borrará nunca de tu memoria?
C.R:
- La pesca de Lubina sigue dando, pese a la escasez manifiesta, buenos momentos cada temporada. Recordar una en especial…alguna he tenido prendida que ni he podido ver. De aquellas que recientemente he conseguido  “convencer” para venirse a mi lado, quizá un Roballo de hace un par de temporadas, duro, potente y nervioso…¡qué barbaridad!, y hay quién dice que la Lubina no lucha…

Pp: - ¿Esa pieza con la que todavía esperas luchar algún día?
C.R:
- Se sigue llamando “Carlos”. Pues soy yo, sin duda, con quien lucho…
¿Soñada…? He pescado Lubinas muy grandes, pero no me ha tocado una de más de 10 kg. Aunque es mejor es hablar de centímetros. A partir de 98-100 cm. (las he pescado de 92-96, hasta algo más de 8,5 kg.) me gustaría captura alguna, no ha habido suerte hasta el momento. Y sé que los riscos y batidos roquedos que siempre frecuento no ayudan en esta labor, pues ha habido muchas a lo largo de mi vida, pero ganaron la “batalla”.

Pp: - ¿Tu escenario favorito?
C.R:
- Es mi sueño recurrente: roquedo o cantil. Bajos a 50 metros, donde rompe con fuerza el mar. Canales y una playa de bolos al margen…nada que no tengamos, y en gran extensión, en nuestro querido mar.

Pp: - ¿Tu especie favorita?
C.R:
- La lubina, sin duda.

Pp: - ¿Tu mejor virtud?
C.R:
- No sé hablar de virtudes, pero sí os aseguro que soy “terco”, observador, curioso, tenaz y me cuesta rendirme.

Pp: - ¿Tu peor defecto?
C.R:
- Soy bastante susceptible. Amigo de mis amigos y creo que generoso, y me gustaría mejorar, saber sobrellevar mejor la crítica.

Pp: - ¿Qué creen que piensan de usted los demás pescadores?
C.R:
- Pues supongo que de todo habrá. La mayoría de los mensajes que me hacéis llegar son amables, cariñosos, llenos de ánimo y comprensión. Así que doy por hecho que no tengo tan mala reputación, aunque también creo que  a la mayoría no le importará mucho, pues fuera del ámbito de sinceros amigos y familia, la verdad es que nadie conoce a nadie en profundidad.

Pp: - ¿Qué diferencia a “los mejores” de los buenos pescadores?
C.R:
- Hay excelentes pescadores, desde el punto de vista técnico, que siguen su rumbo de forma anónima. Y otros menos capaces - yo me incluiría-, pero que gustan de compartir sus conocimientos, por escasos que fueren.
Todos los que lean esta entrevista sois pescadores, seguro. Así que conocéis de primera mano lo difícil que es aprender este sistema, conocer este señuelo, buscar esta puesta entre las rocas…entiendo la reticencia de muchos a trasladar estos conocimientos, de veras. Pero yo no puedo reprimirlo, me siento mal sin compartirlo, aunque ello vaya en detrimento de mis posibilidades de pesca.
Decididamente no deseo ser el mejor pescador de peces, pero sí me gustaría “pescar” a muchos amigos y que vosotros tengáis una visión amable de mi persona. Creo que esta es la mejor herencia que puedo –modestamente, claro está- dejaros, amigos.

Pp: - ¿Un pescador/a al que admires?
C.R:
- He admirado, como pescador y persona a mi tío Ricardo, recientemente fallecido; también a mi amigo inseparable, un doctor conocedor, José “Pin”, sin ningún genero de dudas, el pescador con mayores conocimientos y más generosos de los que conozco. Y no faltaría un recuerdo para José Arango, para Lalo (un excepcional pescador y mejor amigo) y, cómo no, para José María, la persona más atrevida y con mayor capacidad que he conocido a lo largo de mi vida.
Para ellos, y para todos los que no menciono, un cálido recuerdo y agradecimiento.

Pp: - ¿Los materiales modernos (cañas, carretes, líneas...) marcan la diferencia entre pescar y no pescar?
C.R:
- El aspecto que domina el arte de la pesca con vara es el conocimiento técnico. Desde este punto de vista, los materiales pasan claramente a un segundo plano. ¿Esto qué quiere decir? Pues que un pescador avezado podría, hoy en día, pescar muchos Sargos, o Lubinas, con instrumentos de hace 4 décadas (caña de bambú, carrete Sagarra, etc). Esta observación creo que se sostiene.
Pero, la mejora de los recursos tecnológicos ha hecho que nosotros también mejoremos nuestras expectativas, si cabe cuando las poblaciones de peces deportivos han menguado, y de qué manera.
Un pez artificial moderno, dotado de un eficaz sistema de transferencia, de capas holográficas y demás aditamentos,  es un instrumento que  ha puesto distancia respecto a los antiguos modelos en madera de balsa y tonos mates. Conseguimos llegar más lejos, ayudados por líneas trenzadas, finas, resistentes y suaves; nos aportan estabilidad y movimientos perfectos. Y amplían, sin paliativos, las posibilidades.
Si damos la ”vuelta a la tortilla”…imaginaos si hace 25 años dispusiéramos de estos elementos…

Pp: - Un consejo para los que empiezan:
C.R:
- Que se acerquen con humildad. Que sean muy curiosos. Que busquen alguien que les muestre “el camino”. Que sean conscientes que lo primordial es el ser humano, que los peces pasan a un segundo plano.
Y las leyes no escritas: en el pedrero todos somos compañeros y el saludo como algo formal y amistoso no se debe olvidar; y mantener la costa limpia; y devolver al agua minitallas…y pensad que, pescando a vara, estáis ejerciendo un deporte-pasión  milenario, un arte con mayúsculas, respetable y que se integra perfectamente en el medio.

Pp: - Un consejo para los que ya llevan tiempo y no consiguen sacar partido a sus jornadas de pesca:
C.R
: - Que enfoquen cuál puede ser el motivo. Quizá el éxito esté más cerca de lo que piensan. Una anécdota servirá, a los efectos:
Recuerdo, pescando al Sargo en Cabo Ortegal (Costa gallega), una jornada. Bueno, hice una puesta que ya conocía muy bien. El mar, perfecto; el tiempo, ideal; el escenario, tremendo…nada, ni picada.
” ¿Qué pasará…?” me pregunté. Quizá ya había desarrollado algo de ese “Sexto sentido” del pescador de vara… A quince metros, una puesta que nunca daba un Sargo. Lo primero que se te pasa por la cabeza es que “si no los da aquí, mejor marchar”…y no, en un recodo mínimo, tan cerca de la posición fetén, ¡pues picaban yo que sé cómo…!
Es una mínima historia, de tantas, que hace que siempre me plantee algún recurso, que me cueste decir “adiós”.
Buscad con ahínco, no os deis por vencidos y aprended a determinar, por el color y movimientos de las aguas, dónde pueden estar, ese es el secreto.

Pp: - Un placer conversar contigo Carlos.


Carlos Redruello, para PortalPesca.com
 

1/1
Capítulo
1/1
Numero de vistas 17466
Numero de comentarios 15
Subscribete a la lista de correo de PortalPesca.com
Suscribete a la lista de novedades PortalPesca:
Comentarios del artículo:

blog comments powered by Disqus

Ver comentarios antiguos

  Ir al inicio de esta página



Optimizado para Explorer y FireFox- 1024x768.
Las marcas o productos mencionados en este sitio están registrados por sus respectivos propietarios.
Desarrollado por jakjak.net info@portalpesca.com